Niebla mental: causas, síntomas y remedios

A menudo se siente cansado, distraído, irritado y tiene dificultades para concentrarse, pero ¿no sabe cuál es la causa? Estos síntomas se denominan colectivamente niebla mental y pueden tener una variedad de causas.

Las causas de estas manifestaciones son diversas, en su mayoría efectos secundarios de la exposición a alimentos procesados ​​y sustancias tóxicas en el medio ambiente, que afectan el funcionamiento del cerebro. Además, la mayoría de las personas padecen deficiencias nutricionales y falta crónica de sueño, consumen mucha azúcar y están sujetas a mucho estrés. Todos estos factores contribuyen a la reducción de energía y la capacidad de concentración. Para funcionar correctamente, el cerebro necesita una serie de nutrientes: vitaminas, minerales, ácidos grasos, aminoácidos, pero también un descanso y relajación adecuados.

Los síntomas más comunes de la niebla mental

Quienes padecen estas manifestaciones carecen de claridad mental, calma y optimismo, siendo acentuados por estados de ansiedad o depresión. Entre los síntomas más comunes de esta afección se encuentran:

  • falta de energía o fatiga
  • problemas de concentración
  • problemas de memoria o memoria
  • dificultades para pensar y comunicarse
  • irritabilidad y ansiedad
  • dolores de cabeza
  • falta de motivación, desánimo o depresión
  • problemas para dormir

Causas de la niebla mental

dormir

Un factor muy importante a considerar es el sueño. Si una persona no duerme lo suficiente, es muy probable que se sienta cansada y débil. Para el correcto funcionamiento del cerebro se requiere un mínimo de 7 horas de sueño de calidad, variando la duración óptima entre 7 y 9 horas en adultos y 9 y 11 horas en niños. – Ver también Sueño y salud

comiendo

Si cree que está durmiendo lo suficiente y, sin embargo, experimenta síntomas de confusión mental, la comida puede ser la culpable. Este es el siguiente factor importante a tener en cuenta. El exceso de azúcar, alcohol y cafeína, una dieta desequilibrada y deficiente en nutrientes pueden afectar gravemente la función cerebral.

Desequilibrio hormonal y estrés

Otro factor importante que puede desencadenar los síntomas de la niebla mental es el desequilibrio hormonal. Los niveles inadecuados de dopamina, serotonina y cortisol provocan cambios de humor, energía y concentración. En términos de estrés, ocupa un lugar importante entre las causas de los trastornos funcionales del cerebro. En presencia de estrés, la secreción de cortisol aumenta, provocando un estado de alerta y defensa. Por el contrario, la dopamina y la serotonina son las que garantizan el buen humor y la calma. Los niveles de serotonina pueden caer, por ejemplo, cuando el nivel de carbohidratos en la dieta es demasiado bajo.

Inflamación

Por último, pero no menos importante, una afección inflamatoria en todo el cuerpo puede afectar significativamente el funcionamiento del cerebro. Debido a que ciertos alimentos poco saludables o alergias alimentarias ocultas pueden mantener este estado inflamatorio, comer alimentos antiinflamatorios, una dieta rica en vitaminas y minerales y complementar con nutrientes deficientes son esenciales para combatir los síntomas no deseados y recuperar el funcionamiento adecuado.

Infecciones y exposición a toxinas.

Ciertas infecciones por bacterias, virus o parásitos pueden afectar a todo el equilibrio del cuerpo y causar síntomas en el cerebro. Los virus y los parásitos pueden liberar toxinas en el torrente sanguíneo, provocando inflamación y deficiencia de nutrientes. La exposición al moho u otras toxinas ambientales o metales pesados ​​también tiene efectos negativos en el cerebro. Presta atención a tus síntomas y consulta con un especialista para que te recomiende pruebas adicionales si sospechas que tienes una infección o estás expuesto a toxinas.

Deshidración

El agua proporciona electricidad al cerebro para todas las funciones, incluidos los procesos de pensamiento y memoria. Los estudios han demostrado que las células del cerebro necesitan el doble de energía que otras células del cuerpo y el agua ayuda a suministrarla. Además, el agua es fundamental para transportar nutrientes al cerebro y eliminar toxinas, procesos que también afectan el nivel de concentración y atención.

En solo 20 minutos después de beber agua, se eliminan los síntomas de la niebla mental debido a la deshidratación. Cuando el cerebro tenga el nivel de agua óptimo, podrá pensar más rápido, con más claridad y creatividad. Ver también Hidratación adecuada

Medidas para combatir la niebla mental

1. Siga una dieta saludable

Reduzca la ingesta de azúcar y carbohidratos simples y agregue alimentos ricos en antioxidantes, proteínas y grasas de calidad a su dieta.

2. Mantenga el estrés bajo control

Debido a que el estrés altera el equilibrio hormonal al aumentar el cortisol, es importante controlar los niveles de estrés aplicando diferentes medidas para combatir el estrés: salir a la naturaleza, practicar un hobby, adoptar una mascota y hacer amigos.

3. Duerma lo suficiente

Un sueño de calidad es esencial para la salud del cerebro y de todo el cuerpo. Trate de dormir al menos 7 horas por noche y asegúrese de dormir bien. Si tiene problemas para conciliar el sueño o se despierta con frecuencia durante la noche, elimine o reduzca los alimentos emocionantes, coma alimentos y suplementos calmantes y corrija los factores ambientales que pueden afectar la calidad de su sueño.

4. Muévete

Recuerde que un cuerpo sano necesita actividad física regular y especialmente ejercicio al aire libre. No debes hacer ejercicios de fuerza demasiado intensos ni exagerar con los aeróbicos, porque corres el riesgo de cansarte demasiado, lo que no favorecerá el equilibrio hormonal.

5. Comprueba si no padeces alergias alimentarias.

Muchas personas sufren durante años de diversas alergias alimentarias, con diversos síntomas que pueden variar de leves a muy molestos. Para descartar tal situación, es bueno estar atento a lo que come y llevar un diario de alimentación, para observar la asociación entre el consumo de ciertos alimentos y ciertos síntomas. Las alergias también se pueden detectar adoptando una dieta eliminatoria. También puede realizar análisis de sangre o detectar posibles alergias mediante biorresonancia; consulte también Biorresonancia: funcionamiento y beneficios

6. Identificar y eliminar infecciones o toxinas.

Compruebe cuidadosamente el entorno en el que vive o trabaja para asegurarse de que no está expuesto a moho, productos químicos, toxinas o contaminación excesiva. Comuníquese con un médico o practicante para que lo ayude a identificar los síntomas que pueden sugerir una infección o una condición tóxica y qué investigaciones o tratamientos adicionales se necesitan.

7. Tenga siempre suficiente agua

La cantidad de agua necesaria varía según la edad, la actividad, la temperatura y otros factores, pero no debe depender únicamente de la sensación de sed para determinar la cantidad de agua que debe beber al día. Para mejorar la función cerebral, comience el día con 1-2 vasos de agua en ayunas.
Lleve consigo una botella de agua durante todo el día, especialmente cuando tenga un trabajo que requiera una mayor actividad mental. Para asegurar una hidratación óptima, reemplace las bebidas carbonatadas, la leche y el café con agua.

Completo

CUESTIONARIO DE SALUD

y recibirá una evaluación de salud preliminar gratuita y recomendaciones básicas (personalizadas) sobre los pasos que debe seguir para sentirse mejor.
(la información ingresada es confidencial)