El ritual de salud diario


El ritual de salud diario

Por lo general, al final del año, las personas se acostumbran a revisar lo que han pasado en el último año y a hacer planes para el nuevo año. Ya se trate de carrera, relaciones o salud, estas esperanzas llenas de esperanza y buenas intenciones no siempre se hacen realidad. Las causas son varias: o los planes no son lo suficientemente concretos, o apuntan a un período demasiado largo y poco claro, o simplemente son demasiado audaces.

Si entre las áreas en las que quieres hacer mejoras están la salud física y el estado mental, te sugiero que comiences con algo concreto: el ritual diario por la salud.

Entonces, ¿qué podemos hacer todos los días para mejorar visiblemente nuestra salud y salud mental?

Porque cada día comienza con una mañana, comencemos proponiendo y siguiendo un ritual matutino. Aunque la mayoría de la gente lo ignora, el ritual matutino es en realidad la clave para un día exitoso, tanto en términos de condición física como mental.

Para implementar el plan para una vida sana y plena, debemos dedicar entre 20 y 30 minutos de nuestro precioso tiempo cada mañana. Parece mucho, pero los efectos están garantizados. Aquí están los pasos:

  1. ¡No salte de la cama tan pronto como suene el reloj! Quédate en la cama otros 2-3 minutos, estira los músculos uno a uno y disfruta del momento de paz.
  2. Beber inmediatamente después de despertar 2 vasos de agua tibia oa temperatura ambiente (aproximadamente 400-500 ml). Puedes beberlo como tal, o enriquecido con un poco de jugo de limón o vinagre de sidra de manzana. Esto ayudará a eliminar toxinas, estimulará la digestión e hidratará.
  3. Asigne 5 minutos para una breve introspección o meditación, un tiempo para respirar profundamente y tratar de concentrarse en lo que quiere hacer ese día o expresar gratitud por lo que tiene. Este ejercicio también puede ser un simple ejercicio de respiración, en el que puede intentar tomar conciencia de las sensaciones en el cuerpo.
  4. Durante otros 5 minutos, haga aeróbicos ligeros, estiramientos, yoga o una caminata corta.
  5. Prepare una primera comida saludable, que proporcione nutrientes para el cuerpo y la mente y lo energice: un batido, un jugo de vegetales verdes, un tazón de frutas variadas. Para no perder un tiempo precioso, piense por la noche en lo que consumirá.

¡Ahora estás realmente listo para embarcarte en la aventura de un nuevo día! ¡No olvides llevar tu sonrisa en tu equipaje, porque hará maravillas no solo con tu propia condición, sino que también traerá sonrisas a los rostros de los demás!