Cómo desintoxicar tu cuerpo después de las vacaciones

A pesar de que durante el año muchos tratamos de estar atentos a nuestra dieta y estar equilibrados, las cosas no siempre son así durante las vacaciones. La mayoría de las veces comemos más, alimentos más pesados, recetas tradicionales, mucha carne o dulces y, a menudo, bebemos alcohol. Además, no nos movemos mucho. Por lo tanto, no es de extrañar que el cuerpo a menudo esté sobrecargado e intoxicado después de ese período.

¿Es real el aumento de peso rápido?

Todas estas prácticas pueden llevar incluso a un aumento de peso bastante grande en un tiempo relativamente corto. A menudo se da cuenta de que después de unos días, una semana de dieta excesiva y desequilibrada pesa 2 o incluso más libras de más. Incluso si esto es alarmante, puede calmarse un poco: en realidad, es bastante difícil almacenar tanta grasa en tan poco tiempo.

Entonces, la buena noticia es que al menos la mitad del peso extra que vemos después de unos días de vacaciones y la falta de ejercicio es en realidad retención de agua y toxinas. Si quieres deshacerte de este equipaje no deseado y limpiar el cuerpo de toxinas acumuladas, te propongo algunas medidas efectivas.

Medidas suaves para desintoxicar el cuerpo

1. Come lo más limpio y sencillo posible

Reduce la sal y los alimentos salados, elimina las carnes y los alimentos grasos. De esta forma, promoverás una correcta y rápida digestión, dando al organismo la oportunidad de trabajar en la eliminación del exceso de toxinas y agua, y ayudando a un correcto tránsito (muchas veces el aumento de peso brusco también se debe al estreñimiento).

2. Bebe agua con limón

Empiece el día con un gran vaso de agua en el que exprima un poco de limón. El agua de limón es un excelente desintoxicante y alcalinizante para el cuerpo. No olvide beber mucha agua durante todo el día para ayudar a eliminar toxinas.

3. Agrega un batido verde al menú diario.

Puede mezclar hojas de espinaca, ensalada, pepino, semillas de lino verde apio / cáñamo y una fruta. Esta bebida es vitamínica, desintoxicante y tiene muchas fibras que ayudarán a limpiar el intestino.

4. Salga a caminar o practique la meditación

Una caminata de 30 minutos o una meditación de 10 minutos son actividades que ayudan a relajar, a reconectar la mente-cuerpo, favoreciendo así la estimulación de los procesos de digestión y eliminación.

5. Vete a la cama más temprano

Recuerda que durante el sueño se produce la desintoxicación diaria y la recuperación celular. Además, al irse a la cama más temprano, ya no tendrá la tentación de probar varios alimentos en las últimas horas. Quédese al menos 7-8 horas por noche.

Aplica estas medidas durante 4-7 días y podrás reparar el daño causado por los excesos culinarios. Al final, te sentirás más ligero y con más energía. Luego, puede volver a pesarse para ver cuál es el daño real durante las vacaciones 🙂