Té de cúrcuma

La cúrcuma, conocida como el ingrediente principal de la especia de curry de la India, es una planta con efectos extraordinarios en la prevención y el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades. El componente activo que le da a la cúrcuma estas propiedades es la curcumina. La cúrcuma proviene de una planta llamada Curcuma longa, que crece en la India y otros países del sudeste asiático. La raíz seca de esta planta se muele y así se obtiene polvo de cúrcuma.

Hay muchos estudios sobre las propiedades de la cúrcuma, algunos de los cuales siguen los efectos de la cúrcuma en comparación con los medicamentos convencionales. Los resultados de los estudios muestran que los beneficios de su uso son comparables a los de las drogas y, en algunos casos, incluso mayores que el uso de determinadas drogas sintéticas.

Por lo tanto, hay una gran cantidad de afecciones en las que la cúrcuma puede competir con éxito con los medicamentos, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, antidepresivas, anticoagulantes, analgésicas, reguladoras del azúcar en sangre, reductoras del colesterol y de tratamiento en diversas afecciones de la piel. Además, no tiene los efectos secundarios que acompañan a los medicamentos convencionales.

Para beneficiarse de todas estas propiedades especiales, puede agregar cúrcuma en arroces, verduras, sopas y batidos.

Con propiedades comprobadas para combatir la inflamación, la cúrcuma es un remedio eficaz para los resfriados y la gripe. Un té de cúrcuma es una solución útil tanto para la aparición de un resfriado como para aliviar los síntomas desagradables.

Té de cúrcuma y jengibre

ingredientes

  • 1/3 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo o recién rallado
  • miel o jarabe de arce para endulzar
  • 1 rodaja de limon
  • 250 ml de agua

Preparación

Hierva el agua en una tetera, luego agregue el jengibre y deje hervir. Apague el fuego y agregue la cúrcuma, luego déjela en infusión durante 10 minutos. Colar si usó jengibre rallado, luego agregar una rodaja de limón y miel o jarabe de arce al gusto. En caso de virus, beba al menos 2-3 tazas de té al día.

‘Para efectos más fuertes, aumente la cantidad de jengibre a 1 cucharadita o deje que el jengibre se remoje durante al menos 2 horas en el agua con la que prepara el té.